You cannot copy content of this page

¿Qué te detiene para tener un consultorio prospero, exitoso y rentable?

¿Qué te detiene/limita para tener un consultorio prospero, exitoso y rentable?

Cada quien que tiene y/o desea ofrecer un servicio de consulta médica – nutricional, desea atraer pacientes, retenerlos, adherirlos al tratamiento médico – nutricional y por supuesto generar ingresos, que nos permita vivir y no sobrevivir.

En definitiva queremos tener un servicio de consulta médica – nutricional, próspera, exitosa y rentable.

Algunos logran tener el servicio de consulta de sus sueños y otros no.

Muchos de los que no logran la consulta de sus sueños, alegan de los que si logran, que es un tema de capital (económico – financiero), que ellos si tienen los medios necesarios para lograr lo que desean.

Resulta que la realidad es otra.

Por propia experiencia más los que han respondido muy amablemente mi encuesta sobre los problemas típicos que poseen en el mercadeo de su servicio, puedo decir con propiedad que, el tema económico, no es el mayor limitante de que no se logre el servicio de consulta soñada.

Más del 70% de los encuestados, han referido que sus mayores limitantes y/o lo que los detiene, son:

  • Zona de confort
  • Miedo
  • Falta de claridad
  • Falta de motivación y enfoque
  • Falta de conocimiento y experiencia

Solo un 10% refieren que los limita:

  • El tema económico/financiero
  • Situación del país

Independiente de si se está comenzando con una consulta / asesoría médica – nutricional, desde hace menos de 6 meses, hasta los que ya tienen más de 2 años prestando sus servicios, tienen los mismos problemas, que les impiden lograr una consulta próspera, exitosa y rentable.

Pueden inclusive invertir en publicidad, pero igual no logran los resultados deseados.

¿Por qué algunos no logran tener una consulta próspera, exitosa y rentable?

El denominador común de esas limitantes es el miedo y puedo agregar a ello, las falsas creencias.

El miedo y las falsas creencias nos paralizan y no nos deja avanzar a lo que deseamos lograr.

Somos nosotros mismos quienes nos colocamos barreras, para no salir de nuestra zona de confort.

Todo ello nos lleva a tener pensamientos saboteadores como, por ejemplo:

  • No soy buena/o para eso
  • No creo que nadie va a comprar mis consultas
  • Con mi apariencia quien va a querer atenderse conmigo
  • No tengo la experiencia suficiente
  • Como voy a cobrar tanto por una consulta, nadie la va a pagar
  • No puedo cobrar más que un médico o tal especialista
  • No puedo hacer publicidad porque no es ético
  • No estoy segura/o de que hacer publicidad me ayude a tener más pacientes
  • Ya tengo un consultorio y otros especialistas me van a referir pacientes
  • La situación del país no me favorece

Tú puedes continuar la lista de pensamientos saboteadores y falsas creencias que te limitan y evitan que tomes acción para tener la consulta que deseas.

Esos pensamientos y falsas creencias ganan terreno, cuando no tenemos claro que queremos, porque lo queremos, para cuando lo queremos.

En pocas palabras no tenemos claro, ni mucho menos definido, nuestros objetivos y metas.

De ahí que perdamos la motivación y el enfoque.

Y seguimos en ese círculo vicioso.

Salir de ese círculo vicioso no es de la noche a la mañana.

Algunos están tan sumergidos en eso, que sufren y hasta se enferman.

Al final desisten de tener su propio servicio de consulta médica – nutricional y terminan nuevamente en un empleo y/o se resignan y siguen generando pocos ingresos en su servicio de consulta.

Terminan creyendo que es la vida que merecen.

Solemos tener hábitos que contribuyen a este círculo vicioso, entre esos hábitos destacan:

  • Hablar constantemente de nuestras desgracias
  • Rodearse de gente negativa y/o que solo habla de sus desgracias
  • Ver constantemente noticias (temas políticos – sociales)

Al final eso te hace recaer una y otra vez.

Eso es como estar en un tobo/balde/cubeta llena de cangrejos.

El cangrejo que intenta salir, los otros cangrejos queriendo o no, lo halan adentro otra vez.

 ¿Cómo salir de ese círculo vicioso de los pensamientos saboteadores y falsas creencias?

Para salir de ello, se debe romper con esos hábitos que contribuyen a ello.

Comienza por:

  1. Definir qué quieres alcanzar con tener una consulta próspera, exitosa y rentable.
  2. Frecuentar y reunirte con personas positivas, que estén en lo mismo que tú, queriendo ser sus propios jefes y dueños de sus empresas.
  3. Leer y capacitarte
  4. Realizar actividades que te inspiren, por ejemplo: escuchar música que te alegre, bailar, ver películas de la vida real sobre situaciones similares a la tuya, salir de viaje con amigos, entre otros.
  5. Recibir asesoría sobre como comenzar a definir tus objetivos y metas hasta como mercadear tus servicios de consulta médica – nutricional.

Cuéntame ¿qué /cuales pensamientos saboteadores  y/o creencias tienes y como estas trabajando en ello?

Si deseas dar alguna recomendación a otros profesionales de la salud, o compartir tus experiencias al respecto, realiza tus comentarios al final.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo entre tus amigos/colegas.

Un fuerte abrazo,

Carolina Mijares

Marketing para Nutricionistas, Médicos y otros Profesionales de la Salud

Transforma Tu Consulta y Cambia Más Vidas

Estrategias de Marketing y Negocio para Consultorios Médicos y Nutricionales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: