You cannot copy content of this page

¿Estás a punto de Cerrar el Consultorio Nutricional?

¿Estás a punto de Cerrar el Consultorio Nutricional?

¿Cómo abrir un consultorio nutricional y no cerrar en menos de 1 año?

En estos días me contacto una colega, que está muy preocupada, triste y desesperada, porque tendrá que cerrar las puertas de su consultorio nutricional…

Debido a que después de casi 6 meses de su apertura, no ha tenido la cantidad de pacientes que permita recuperar la inversión.

Hasta ahora sigue inyectando dinero para el alquiler y mantenimiento del consultorio, pero el ingreso no es suficiente.

Analizando este caso,

¿Qué fue lo que sucedió aquí?

¿Por qué no logra recuperar la inversión que realizó?

¿Estará tomando una decisión apresurada y desesperada?

En estos casos, suele suceder que en ningún momento se realizó:

  • Un estudio de mercado adecuado,
  • Análisis de costos y precios,
  • Estudio financiero,
  • Diseño de producto/servicio,
  • Estrategias de mercadeo y ventas online y offline,
  • En resumen, no se realizó un Plan de Negocios.

Claro está, que hay casos, que corren con suerte, a pesar que la gran mayoría no realiza un Plan de Negocios, pero si realizan actividades de mercadeo, mal que bien, pero las realizan, y se logran sostener en el tiempo.

Eso no quiere decir que sean consultorios nutricionales prósperos y exitosos, porque no lo son, pero no mueren en el intento.

Sin embargo tanto, los consultorios nutricionales, que mueren en el intento, como los que se mantienen a duras penas, están dependiendo del capital que inyectan producto de sus empleos fijos, pero no es producto de la generación de ingresos por concepto de pacientes atendidos.

Ambas situaciones están en graves problemas y se debe tomar acciones inmediatas, para evitar cerrar el consultorio nutricional.

¿Qué acciones se deben tomar para evitar el cierre y/o quiebra de un consultorio nutricional?

La verdad que este tipo de situaciones son duras, y a veces no queda de otra que cerrar las puertas.

Siempre hay soluciones a la medida de nuestras posibilidades que ayudan a evitar y/o mantener el consultorio nutricional.

Las acciones dependerán de que tan urgida/o estés para solucionar la situación.

También dependerá del escenario en que te encuentres…

El “mejor” escenario, es porque todavía tienes algo de capital y/o te encuentras motivada/o a seguir.

El “peor” escenario, es porque ya no dispones de capital, estas endeudada/o y ya no te sientes motivada/o a seguir.

Como hasta ahora no has tenido pacientes, es porque obviamente, no tienes un nicho de mercado identificado y mucho menos, te perfiles como un especialista.

En el mejor escenario, te recomiendo lo siguiente:

  1. Comienza por ver quiénes son tus amigos, tus contactos, tu entorno más cercano.
  2. Usualmente los contactos más cercanos, tienen ciertas características que tienden a ser homogéneas.
  3. Intenta caracterizar este grupo, define e investiga, cuáles son sus necesidades y problemas a resolver.
  4. Recuerda que las personas no conectan sus problemas habituales con la alimentación – nutrición, no lo tienen consciente.
  5. Una vez que ya identificas los problemas, redacta una carta, ofreciendo tu servicio.
  6. Esa carta es una carta de venta, la cual debe mencionar: Lo que ofreces, para quien es y para quien no es, la justificación del servicio que ofreces, cuales son los beneficios y resultados que lograran, como y donde se llevara a cabo el servicio, el precio, como es la forma de pago y finalmente tus datos de contacto.
  7. También debes pedir a estas personas a las cuales les envías la carta de venta de tu servicio, que pueden compartir esa información con personas que lo requieran.
  8. La información la puedes enviar por correo electrónico.
  9. También la puedes presentar tipo charla, a través de una reunión presencial.

Esto es para poder solucionar el tema de ingresos, lo antes posible.

Una vez que comiences a generar los primeros ingresos, es recomendable, que:

  1. Definas en lo que te vas a especializar,
  2. Identifiques un nicho de mercado, que puedas atender y solucionar sus problemas,
  3. Ofrecer productos y/o servicios que resuelvan los problemas del nicho de mercado,
  4. Definir un sistema y estrategias de atención y fidelización del paciente,
  5. Definir un sistema y estrategias de atracción y captación de pacientes,
  6. Definir un sistema de costos y precios,
  7. Definir un sistema de ventas.

¿Qué sucede si tu caso no es el “mejor” escenario?

Esta es la parte más dura, de este tipo de situaciones.

Si te encuentras en bancarrota/quiebre y además estas desmotivada/o, en estos casos es mejor cerrar las puertas y aceptar la situación.

¿Porque hacer eso?

En esos momentos no se tiene cabeza, ni para levantarse y seguir adelante, ni para tomar decisiones, esa es la verdad.

En esos momentos, hay confusión.

Lo que se requiere es despejar la mente y comenzar a poner orden en todo esto.

Se necesita claridad.

Claridad en:

  • ¿Qué es lo que se quiere?
  • ¿Que soy capaz de dar?
  • ¿Hasta dónde soy capaz de llegar?
  • ¿En qué destaco?
  • ¿En qué área me puedo especializar?
  • ¿Qué tipos de pacientes me gustaría atender?
  • ¿Cuánto debo cobrar mi servicio de consulta nutricional?
  • ¿Qué días de la semana quiero ofrecer mi servicio?
  • ¿En cuales horarios ofrecería mi servicio?
  • ¿Qué debo hacer para atraer pacientes a la consulta nutricional?
  • ¿Qué debo hacer para retener y fidelizar a los pacientes?
  • ¿Qué debo hacer para adherir a los pacientes al tratamiento nutricional?
  • ¿Cuánto necesito invertir?
  • ¿Qué recursos materiales, humanos y financieros requiero para la consulta nutricional?

Esas y todas las preguntas que sean necesarias, debes responderte antes de retomar y/o decidirte por cerrar el consultorio nutricional.

Cuando tienes la claridad necesaria, es ahí cuando puedes tomar decisiones más oportunas y acertadas.

Si de todas esas preguntas que te respondiste, salió que no estas lo suficientemente preparada/o para asumir el consultorio nutricional como un negocio, entonces sabrás lo que tienes que hacer…

La decisión que tomes, será conscientemente y no una decisión desesperada y apresurada.

Cuando tomamos decisiones desesperadas y apresuradas, luego nos sentimos culpables y/o nos preguntamos y que tal si…

Colega para evitar este tipo de situaciones, comienza con un Plan de Negocios.

Un plan de negocios, te ahorrará tiempo y dinero.

Evitaras este tipo de situaciones, que en mucho de los casos, no se recuperan jamás desde el punto de vista moral.

Colegas que pasan por este tipo de situaciones, creen y se resignan que no sirven/no pueden trabajar de manera independiente.

En resumen, si estas interesada/o en montar un consultorio nutricional, primero haz un Plan de Negocios.

Cuéntame ¿qué /cuales problemas afrontas en tu consultorio nutricional, que estas considerando cerrar las puertas?

Si deseas dar alguna recomendación a otros colegas, o compartir tus experiencias al respecto, realiza tus comentarios al final.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo entre tus amigos/colegas.

Un fuerte abrazo,

Carolina Mijares

Marketing para Nutricionistas, Médicos y otros Profesionales de la Salud

Transforma Tu Consulta y Cambia Más Vidas

Estrategias de Marketing y Negocio para Consultorios Médicos y Nutricionales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: